Francesc Macià 10
Una obra maestra reimaginada

Ubicado en uno de los principales distritos comerciales de Barcelona, en un tramo privilegiado de la avenida Diagonal, se encuentra el edificio Winterthur, conocido así porque durante años fue la sede de esta compañía de seguros.

El espacio que en su día alojó ocho plantas de oficinas, ha sido transformado en un edificio de viviendas de lujo por el prestigioso arquitecto brasileño Marcio Kogan con la colaboración de José Caireta, cofundador de Squircle Capital, una prestigiosa firma internacional de inversiones, promotora del proyecto y responsable también del interiorismo junto con el propio estudio.

El edificio fue originalmente construido por el arquitecto suizo Marc-Joseph Saugey en la década de los 60, contemporáneo de Le Corbusier y es uno de los pocos edificios de estilo Bauhaus que se encuentran en Barcelona. Su moderna fachada curva de ventanales está cubierta con elementos conocidos popularmente como “cejas” y no pasaba desapercibida en un entorno de edificios señoriales de finales del siglo XIX y comienzos del XX.

Francesc Macià 10 ha sido diseñado y estructurado por Marcio Kogan y todo su equipo de interioristas y arquitectos para ofrecer una experiencia de lujo como la de los hoteles de cinco estrellas más importantes del mundo, todo en un entorno privado y residencial.

El edificio consta de diez plantas en total, con siete viviendas completas de 600 metros cuadrados y un sobreático de dos pisos de 900 metros cuadrados con cuatro dormitorios, cuatro baños, cocina y unes espectaculares vistas a la ciudad.

Otras comodidades que se ofrecen son instalaciones de almacenamiento privado, estacionamiento seguro para hasta seis autos y una motocicleta por residencia, una piscina de 20 metros, un moderno gimnasio, dos salas de tratamiento privadas con salón de belleza y masajes, una sauna y sala de vapor.

En el interior de las viviendas cobra especial importancia la madera de nogal americano que se convierte en el hilo conductor y que adorna las paredes en todas las estancias tanto privadas como comunes.

Martínez Otero Contract ha tenido el privilegio de participar en el proyecto colaborando con el suministro e instalación de todos los panelados y elementos de mobiliario realizados en nogal americano.

Hay que destacar la cama y el aparador diseñados por el studiomk27 de Marcio Kogan y realizado íntegramente por Martínez Otero Contract. También el cabecero de la cama del dormitorio principal que se prolonga en la pared para crear un rincón de escritorio, incorporando un pupitre suspendido.

El nogal americano se yuxtapone con otros acabados como mármoles Estatuario, Carrara, Bamboo y Negro Marquina, piedra Basaltina Romana –en el suelo– y latón, así como a algunas de las referencias de mobiliario exclusivas.