Centro de arte Botín
Una obra de arte integrada en el entorno

El centro de arte Botín, perteneciente a la Fundación Botín, está situado en la costa de Santander, en un lugar privilegiado frente al mar. Para los arquitectos Renzo Piano y Luis Vidal, la situación ha determinado la configuración del edificio, suspendido sobre pilares y columnas, en voladizo sobre la bahía, magníficamente integrado con el entorno.

El Centro Botín es un nuevo espacio para el arte, la cultura y las diversas actividades de la Fundación Botín. Está construido en los Jardines de Pereda, en el paseo marítimo de la ciudad de Santander.

El centro está organizado en dos partes, un ala oeste y un ala este, unidas por una pasarela elevada que culmina en una plataforma voladiza sobre el mar.

El ala oeste del edificio es un espacio de exhibición: 2.500 metros cuadrados de espacios versátiles de 5 m de altura en dos niveles que brindan galerías y áreas de apoyo. El nivel superior tiene un sistema de tragaluz que permite que parte del espacio de la galería se ilumine de forma natural.

El ala este más pequeña se enfoca a la educación y tiene capacidad para un auditorio convertible de 7.5m de altura con 300 asientos extraíbles y, en el nivel superior del edificio, un área multiuso de aproximadamente 255 m2. El auditorio tiene una fachada acristalada orientada hacia el sur, ofreciendo la opción de que los actores y músicos toquen contra el telón de fondo de la bahía.

Ambos edificios se levantan gracias a unas columnas de soporte. Junto con la forma curva de los edificios, esta estructura aligera la presencia de la instalación en el espacio y permite tener unas privilegiadas vistas desde el parque hasta el mar. Los bordes curvos también atraen la luz y los reflejos del agua hacia el espacio bajo el edificio. El exterior está revestido con pequeños azulejos de cerámica blanquecina que se adaptan a la forma del edificio y que también tienen un acabado resplandeciente de nácar que refuerza su luminosidad.

El interior también sorprende
y para Martínez Otero ha sido muy satisfactorio poder fabricar e instalar el mobiliario de los despachos, las salas de conferencias, la tienda y las zonas de recepción. Todo en maderas y materiales de alto rendimiento y acabado natural.